10.000 neuronas menos

Reunión familiar mostra en Macondo.
Aprovechando el fin de semana largo y que tenía unos trámites en La Plata, vino mi hermana Diana con su pareja. Así que ayer nos encontramos con ellos en the house of the Ancients ones, junto a María Elisa (Roberto sigue poniendo caños en Manaos) y JM+Marité. Sin nietos, exceptos los hijos de estos últimos (Nota: Celeste es el anticristo, matarla antes del 2012). El pelado de Diana (Cuantas mujeres te están envidiando Dianita...) hizo un opíparo asado, que se sumó a otros manjares preparados por la Anciana Mostra (La Anciana tiene síndrome de Biafra, siempre prepara mucho morfi), todo regado con un tinto muy bebible. De postre, delicias varias y un lemonchelo made in General Lamadrid. Resultado, terminé con un pedo tísico, inconciente, durmiendo al lado de Celeste, quién aprovechó para ponerme hebillitas en mi menguada cabellera.
La pasamos muy pero muy bien. Carlitos estaba feliz, se le notaba en la cara. Esperemos que Roberto pueda volver pronto.

5 comentarios:

Negra Murguera dijo...

mi hermana Diana con su pareja la palabra PAREJA me suena re gay/lesbo

El Mostro dijo...

jajajaja, nada que ver. ¿Que pongo? ¿Concubino? ¿Agüenado?

liselotte dijo...

lo dicho:usted es un antiguo.usa brylcreem,no?

Ruth dijo...

Las reuniones familiares en mi familiar son como "paradas de monstruos" (yo uno de ellos). Y lo peor es que siempre se las arreglan para que no haya televisores cerca, anulando cualquier forma de evasion.

El Mostro dijo...

Es que es imposible desatenderse de la conversancia, tan enriquecedora, tan pletórica en chismes...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares