Ángel y Etel

Angel y Etel eran dos hermanitos muy pobres, hijo de un changarín alcóholico de Bernal Oeste. La madre de los niños, cansada de la miseria, se fugó del hogar con un visitador médico que pasaba por el lugar.
Entonces el padre, fue a Villa Eucalito y se trajo un travesti a vivir con ellos. El travesti le llenaba la cabeza al changarín alcóholico en contra de los pibes. Una noche, se fumó un paco, los levantó de la camita que compartían y se los llevó lejos, lejos, lejos.
Los niños se despertaron en el campo de golf de un country. Caminaron hasta una casita (4 dorm. en suite/dep.serv./play room/piscina) donde un anciano obispo bufarra los bañó, les puso ropitas lindas y los mandó al Saint Faquing School; solo pedía a cambio un poco sxo bizarro, de vez en cuando.
Pasaron los años y los niños crecieron y llegaron a ser dueños de un buffete de abogados y una agencia de escorts.
Le hicieron juicio a su antiguo padre, le expropiaron el rancho y lo metieron al Borda. Al travesti lo hicieron apalear por una banda de skinheads de Belgrano. Para festejar, viajaron a Europa.

4 comentarios:

Blonda dijo...

Sono tan real esa historia!

liselotte dijo...

usted toma alguna pastilla?

El Mostro dijo...

Nada che, siquiera una aspirina.

ine dijo...

son tan kitsch tus posts

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares