Lo sé todo

Una persona que no voy a nombrar pero cuyo nombre empieza con 'Sirena' y termina con 'Nilda', me ha conminado, amenazado incluso, me ha exigido de manera perentoria, a escribir un post sobre una enciclopedia, que casualmente cumplió por estos días 50 años de su edición. Estoy hablando de "Lo sé todo".
La "Lo sé todo" era una enciclopedia originalmente italiana, traducida al castellano, que constaba de varios tomos (¿12? ¿8?), cada uno de un color diferente. Se puede decir que contenía la suma del conocimiento humano en ese momento sobre Geografía, Historia, Mitología y Religión, Botánica, Literatura, Física, etc.
Acá la publicó la editorial Larousse y se la compraron mis viejos a un tipo que pasó por la calle tocando timbre por timbre, y luego pasaba cada mes a cobrar. ¡Con cuanto sacrificio mis matusalénicos padres pudieron comprarla!
"Lo sé todo" fue mi puerta de entrada a "La Ilíada" y a "La Odisea", a Jack London y a Mozart, al Amazonas y al Sahara, a Tiberio Graco y a Gagarin, y a cualquier otro tiempo o lugar al que mi mente púber y afiebrada quisiera llegar.
Estaba, como dicen ahora, profusamente ilustrada; hasta tenía una sección de "Historia del Vestido".  Ni una foto, solo dibujos, así que casi todos se parecían mucho, a menos que tuvieran algún detalle, tipo el bigotazo de Stalin o el pelito de San Francisco de Asís.
Leí cada tomo decenas de veces. Me aprendí de memoria algunos artículos y luego los usé a mi piacere en la escuela, incluso cambiando los protagonistas. Así, Alejo García realizó hazañas de algún personaje de Mark Twain. Engañaba a las maestras a los 10 años. 

Fueron una herramienta invalorable durante la Primaria y sin duda fue la responsable que de que llegara a abanderado. Porque yo fui abanderado ¿Nunca les había contado?
En la sección de Historia pasaba algo gracioso, arrancaba en la Prehistoria, llegaba hasta las Guerras Napoleónicas y saltaba hasta las vísperas de la 1ª Guerra Mundial, para terminar con la rendición de Japón en la 2ª Guerra Mundial.
Después tuve otras enciclopedias, la de Historia de Codex y la Tecnirama, ésta última enfocada en Ciencia y Tecnología. Muchos años después, salió una versión "latinoamericana" de "Lo sé todo", bastante pobre. O será que yo tenía una imagen idealizada de la anterior (como cuando uno se encuentra con una ex novia).
Mis padres le daban un valor primordial a la educación, valor que al menos yo, he conservado. Y así, en los '90 compré la famosa "Británica" para mis hijos. Pero esa es otra historia
.

21 comentarios:

Hermana de SDU-7 dijo...

Os envidio, Mostro.

Oliiis, vine a aparecer.

nilda dijo...

las fuentes de italia, las leyendas nordicas, (como el anillo de los nibelungos), y todo todo lo que yo me imaginaba que pudiera existir. La suma del saber!!!

VER (VACACIONES EN ROMA) dijo...

Estoy impresionada...

Los otros dìas justamente pensaba comentar en uno de los blogs que visito al respecto, que ando buscando eso, justamente.
Yo tambièn las tenìa Mostringui y por causas que no vienen al caso comentar por acà, todo fue a la basura, incluido el recuerdo de mi escuela completa, cuadernos, libros, trabajos pràcticos, etc etc.

Ahora lo quiero recupaera y ando buscandolas justamente.

Me alegro que la Sra. Sirena te instò a escribir, por tu vuelta y por lo que trajiste.

Un abrazo Mostri, volvè pronto.

CaboReyes dijo...

En casa reposa "Universitas" con la interminable sucesión de tomos, terminé hasta la universidad y no las usé nunca, inexplicable.

Notó que pareciera que le hicieran la contra los establecimientos educativos a éste tipo de publicaciones, exigen que se lea y estudie determinado libro y punto...

Hugo dijo...

Qué bueno, Mostro. En mis años mozos también devoré cuanta enciclopedia se me cruzó por delante de los ojos.

Por eso estoy lleno de conocimientos al pedo.

Ricardo dijo...

Qué grande el Lo se todo. Ahí lo tengo, heredado de mi abuela, que no se si lo compró para mi vieja o para nosotros.
Igual, siempre me gustó más El tesoro de la juventud. A ese sí que lo gasté (cómo me delata esto, che...).

GABU dijo...

¡¡¿¿HAS VOLVIDO!!!???
jajajajajajajjja

Con respecto a 'LO SÉ TODO' no tenía ni la menor idea de su existencia,pero la conocí gracias (?) a mi locatario,que se cree una especie de enciclopedia ambulante,en fin,ese es otro tema...

P.D.:Y como casi siempre nuestros señores padres han logrado marcarnos de por vida,debo confesar que DE TES TO con todas y cada una de mis fuerzas cualquier especie de enciclopedia,dado que de pequeña mi señor progenitor me obligaba a aprenderme de memoria cuanto color de bandera y capitales de países apareciera en esos libracos demoníacos!!!!

Claro que así me fue en el colegio,de estudiar ni hablar,le tenía fobia hasta a los recreos!!!

BESOS TRAUMÁTICOS :S

SANTIAGO dijo...

su infinita sabiduría me genera muchas preguntas:
- si yo sé que usted lo sabe todo, entonces yo también vendría a saberlo todo?
- leyó la muy interesante? yo la deglutí como pan caliente con queso durante toda la década del 90 y del 00.
- terminó de leerla británica?

Calavera dijo...

La edición descuajeringada que heredé de mis padres y que está en casa esperando pacientemente su restauración era una (¿anterior?) de cuatro volúmenes muy pesados de color marfil. Como usted, ahí encontré de muy chico la puerta a la mitología, a la historia y a unos cuantos horrores fascinantes.

Lo felicito.

El Mostro dijo...

Hola Hermana de SDU-7! ¿Como van tus cosas? ¿Que acontece en Aldolandia?

El Mostro dijo...

Tal cual Nilda. Y durante un tiempo, con nuestras escasas fuentes informativas fue así.

Besos.

El Mostro dijo...

Ante todo, gracias Etelvina, alias VACACIONES EN ROMA.
Creo que las nuestras fueron a parar a algún colegio pobre, no lo sé a ciencia cierta.
Nosotros guardamos celosamente algunas cosas de la escolaridad de los niños, son parte de su historia.

Cariños.

El Mostro dijo...

Don CaboReyes, la idea es no apartarse del conocimiento 'oficial', supongo. Ignoro como es en la actualidad. Pero yo la he usado hasta el cansancio.

Au revoir.

El Mostro dijo...

Tal cual Hugo, tal cual. Me fascinó, por ejemplo la historia de la República de San Marino. Utilidad cero.
Un abrazo.

El Mostro dijo...

Ricardo, ya te delataste hace rato, no importa, acá no viene ningún púber (la más joven creo que es Hermana).

Saludos desde Londres JJOO.

El Mostro dijo...

He vuelto Gabu. Tengo mis episodios, vos sabés. La vida te tironea.
Mi señora dice "Qué lindo es tener una wikipedia ambulante".
Te hacía estudiosa y aplicada. Uno nunca termina de conocer a las personas.

Besos.

El Mostro dijo...

SANTIAGO dijo "infinita sabiduría", si, así es. Gracias.
1. No, solo aceptas un axioma, como '1+1=2' o 'El oeste apesta', pero vas bien encaminado.
2.¿La revista? Leí algo.
3.La Británica no la leí completa, solo aquello que me interesó o necesité.

Saludetes a ambos.

El Mostro dijo...

Yo te felicito a vos Calavera querido.
Mis hijos usaron mucho la Británica, adquirida cuando aún $1=u$s1.

Un abrazo.

Moncha J Smith dijo...

A mí me habría venido bien, mis padres compraron a un vendedor de puerta la laurousse...pero nunca fue suficiente, nunca (Moncha tapa su rostro y sale corriendo del salón a sollozos limpios)

El Mostro dijo...

Hola Señora Smith! No shores! Te mando un cd con la Encarta 2001 y listo.

Besos.

Luzzyra Luzira dijo...

gracias por el recuerdo, Mostro..
a mi me habian comprado los 12 tomos y me leì todo, eso si, elegì primero lo que me gustaba, que era todo lo humanista..dejè para el ultimo matematicas (¿tenìa matemàticas? :D )y despues vino la de america latina..
saludos!
ah buena seleccion de autores, comparto algunos, mas q nada los de ciencia ficcion.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares