Once upon a time 2ª

(viene de Once upon a time Iª)

Gallardos caballeros y agraciadas doncellas (bueno, algunos eran gallardos y agraciadas, otros eran repelentes y repugnantes) danzaban los distintos ritmos de moda en aquel entonces, a saber, la sopleta, el alicate, la estropajo y la escofina.

Así estaban las cosas, cuando el futuro Mequetrefe Iº le echó el ojo a la princesa Futilidad, hija de Veleidoso, el capo máximo del Reino de Gabardina.
Mequetrefe inmediatamente quedó prendado de la belleza de Futilidad, de su cuello de cisne, de su cintura de avispa, sus labios de coral, su nariz de águila, mejillas de porcelana, sus dientes marmóreos, su larga y frondosa cabellera rubia, ... pero sobre todo de sus senos enhiestos. Que digo enhiestos, un buen par de tetas tenía la Futilidad.
Pero la Futilidad, como su nombre lo indica, era una frívola, solo le interesaban los vestidos y los maquillajes, y no estaba ahí para casoriarse (¡ni siquiera con un príncipe!), sino para acompañar a su hermana Minucia, que era más fea que pisar soretes descalzo.

¡Pobre Mequetrefe! Fueron inútiles todos sus intentos de conquistarla. 

Incluso le pidió ayuda a ciertos personajes de la corte, como Melindrosa, esposa de Remilgado de Melifluo, a Aspartamo de Maltodextrina, a Lipotimia de Gelatina y a Colágeno de Polímero.  Peo nada.

Así estando las cosas, Mequetrefe decidió raptar a la frívola Futilidad en cuanto volviera a sus tierras.

Para acometer su audaz empresa, Mequetrefe buscó la colaboración de Volatinero de Pértiga, un famoso equilibrista, saltimbanqui y bandolero.
Volatinero sería el encargado de trepar las murallas del castillo donde Veleidoso escondía a su hija Futilidad.

Llegáronse Mequetrefe y Volatinero hasta el castillo del Himen Sangrante, que así se llamaba la fortaleza, y Volatinero trepó hasta el balcón de Futilidad.

Esta se encontraba en sus aposentos junto a su sierva Efedrina, la cual la peinaba con un rabacillo de oro.

Pero ocurriose que Volatinero, al verlas, quedó prendado las doncellas.
-"¡Un hombre! ¡Un hombre!" gritó Futilidad.
-"¡Al fin! ¡Un hombre!" suspiró Efedrina.
-"Escolta!" gritó Futilidad.
-"Nooooo, es bastante larga" suspiró Efedrina, al ver emerger el miembro viril de Volatinero.

Finalmente, Futilidad venció sus resquemores y se entregó a los placeres de la carne, en compañía de Efedrina y Volatinero.

¿Y Mequetrefe? Nada, esperando, al pie de la muralla, ignorante de cuanto ocurría.

17 comentarios:

Calavera dijo...

¿Y no sigue?¿Termina ahí? ¡Cuántas moralejas podrían destilarse de este cuento (corto pero contundente)!

Un saludo con reverencia.

GABU dijo...

Cuentoté que algo raro me pasa al leer estos capítulos jugosos (?) que presentás y es que,me pone EXTREMADAMENTE neRRRRRviosa leerlos!!!!

P.D.:¿Será que apunta en alguna arista de mi real realidat? O_o

BESOS Y ALPLAX :S

Julieta dijo...

Pobre Mequetrefe, lo dejaron pagando..Sigue, no? quiero saber qué pasó..
Saludos

SANTIAGO dijo...

para mi que a mequetrefe le pesa el nombre.

El Mostro dijo...

Calavera, aún no se si seguirlo o no. Hagamos una encuesta. 1.QUE SIGA 2. QUE NO SIGA.

saludetes.

El Mostro dijo...

Hola GABU, no estoy hoy como para "analis" pisicológicos. Pero me parece que está bueno que te pongas nerviosa y eso sin apelar a golpes bajos, sangre ni sexo duro.

Besitos.

El Mostro dijo...

Julieta, proponeme como te gustaría que siguiera. ¡Piensen che, aporten o se piensan que yo no hago nada! ¬¬

Besitos culebrones.

CaboReyes dijo...

Mire que cosa rara, una nariz aguileña resulta ser más una prueba de amor que motivo del mismo, igual, una mujer de senos enhiestos es lo mejor que le puede pasar a un hombre... incluso "senos enhiestos" suena a que la teta tiene voluntad y vida propia y encima vienen de a dos... promesa de mucha alegría...

A Aspartamo de Maltodextrina lo conozco, trabaja en una droguería.

Y según el INDEC, 9 de cada 10 celestinos (Así como Volatinero) te escupen el asado.

El Mostro dijo...

Existe una teoría al respecto SANTIAGO, pr eso temo por la salud mental de niños llamados Iñaki, Rael, Caren Sintia o Yenifer Yaqueline.

Abrazos.

El Mostro dijo...

jajajajaja, que looco este Reyes.

Me encantan esos nombres que invento, ya se, son una boludes, pero me río solo como un gil.

Saludetes.

Juanita is dead dijo...

JAJAJAJAJA me rei leyendo todos los comennts. me encantan sus historias mostro. como las de la esfera goliciana.

y sabe qué? metí a todos los personajes en la escenografía de game of thrones, y en mi mente, quedan bárbaro.

Any dijo...

Ohhhh me encantan los nombres de los personajes! Me recordó a mi perra la Mundi (Mundicia le pusimos y era lo más!)
No me gusta Volatinero, quiero que se quede con Mequetrefe. Asi que entereló al salame este de la situación y haga que actúe pa' joderlo a Volati.

=D

besos mostros

Moncha J Smith dijo...

Me gusta que no haya final feliz, me da pena, sí, pero con ese nombre...tal vez no merece la felicidad

El Mostro dijo...

Excelente idea Juanita! Hay que usar un rato la imaginación, eso ayuda a hacer más soportable la cotidianeidad cotidiana.

Cariños.

El Mostro dijo...

Any, me encantó Mundicia.

voy a tomar en cuenta tu pedido y tal vez haga una tercera parte.

Veremos.

El Mostro dijo...

Sra. Moncha, uno es marcado por el nombre, sin duda.

saludete.

andrea vazquez dijo...

jajjajaja
divino el cuento....eso le paso por confiado...
jajaja

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares