Cuentito infantil versión mostra

Hubo una vez en Villa Insuperable (partido de La Matanza), una muchinga que era muy pequeña y delicada, pero que a pesar de todo andaba siempre descalza porque era muy pobre, ya que ni siquiera cobraba la Asignación Universal.
Un buen día, como era de esperar, su madre murió, víctima del paco y de innumerables venéreas contraidas en noches de sexo y descontrol.
El día del entierro en el cementerio de La Tablada, acertó a pasar por el camino del cortejo un Ford Fairlane 1981, en cuyo interior iba sentada una anciana señora. Al ver a la niñita, la señora (quinielera de profesión) sintió mucha pena por ella, y dijo al sacerdote que oficiaba las exequias:
-Deme usted a esa niña para que me la lleve y la cuide con todo cariño.
El sacerdote, un viejo bufarrón, dudó, ya que tramaba quedarse con Karen Cinthia Jaqueline Daiana (así se llamaba la niña) para someterla a sus bajos instintos.  Finalmente, temiendo una nueva denuncia en su contra, la entregó a la señora.
La buena sanmaritana, aunque un poquitín alcohólica, le compró a Karen algunas ropitas con la cual tapar sus partes turgentes y un hermoso par de zapatos rojos de Ricky Sarkany.  ¡Que contenta se puso Karen Cinthia Jaqueline Daiana! Estaba tan tan tan contenta, que pensaba en sus zapatos en todo momento.  Incluso dentro de la iglesia, tanto así que olvidó el rezo del Padrenuestro.
A la salida del templo, un pequeño monaguillo, un putito culorroto, un celoso de lo peor, le gritó:
-¡Lindos zapatos de baile!
Sin poder impedirlo, Karen dio unos saltos de danza, y una vez empezado el movimiento siguió bailando involuntariamente, llevada por sus pies. Era como si los zapatos tuvieran algún poder por sí solos. Siguió bailando alrededor de la iglesia, sin lograr contenerse. Por último, Karen se quitó los zapatos, lo cual permitió un poco de alivio a sus miembros.
Al llegar a la casa, la señora guardó los zapatos en un armario, pero no sin que Karen Cinthia Jaqueline Daiana pudiera privarse de ir a contemplarlos.
Por aquellos días la anciana cayó enferma de gravedad. Era necesario atenderla y cuidarla mucho, y no había nadie más próxima que Karen Cinthia Jaqueline Daiana para hacerlo. Pero en Rafael Castillo se inauguraba una nueva bailanta. Miró a su protectora, y se dijo que después de todo la pobre ya estaba frita. Así que miró luego sus zapatos rojos y se los calzó y se fue para "Movida Tropical", como se llamaba el boliche. Empezó a danzar un reggeaton. Pero los zapatos la llevaron hacia la puerta, y luego escaleras abajo, y por las calles, y más allá del barrio. Siguió bailando y alejándose cada vez más sin poder contenerse, hasta llegar a la avenida Brig. Gral. Don Juan Manuel de Rosas (ex Provincias Unidas).
Quiso quitarse los zapatos y tirarlos lejos, pero era imposible: los tenía como adheridos a los pies. De día y de noche, siguió bailando, por San Justo y por Isidro Casanova, por González Catán y por Villa Luzuriaga; trató de sentarse pero no había descanso posible para ella.
Hasta que llegó a una carpintería y le pidió al carpintero:
-¡Córtame los pies, con los zapatos rojos!
Le explicó todo lo ocurrido, y el carpintero le cortó los pies con los zapatos, pero éstos siguieron bailando con los piececitos dentro, y se alejaron hasta perderse en las profundidades de Ciudad Evita (morada del Efebo Impoluto).
Durante un tiempo el carpintero la retuvo y se amancebó con ella.  Finalmente le hizo un par de pies de madera y dos muletas con unos escobillones viejos y la dejó ir.
Y ahora Karen Cinthia Jaqueline Daiana (así se llamaba la niña) se gana la vida mendigando en Laferrere.

"Los Zapatos Rojos" Hans Christian Andersen era un enfermo.

28 comentarios:

Agente Smith dijo...

Leyendo este cuento y "La vendedora de cerillas" no queda otra que coincidir plenamente, Don Mostro.
Andersen era un enfermo, pero increíblemente sus obras perduran.
Algunos de sus cuentos me impresionaban de chico, como "El soldadito de plomo".
Se redime un poco con "El patito feo", que es uno de los cuentos preferidos de mis sobrinos, porque termina relativamente bien.

La chica muerta de frío con los fósforos y ésta con los zapatos y los pies cortados son imágenes que perturban al público infantil al que van orientados.

Al final era mejor leer Patoruzito....

Jorge dijo...

Estimado Mostro:
Interesantísimo, no sabía de las perversiones de Andersen...coincido con el comentario sobre Patoruzito (dibujaba Breccia y guionaba Oesterheld entre otros...)...
Lo del Fairlane 1981 es de colección o de funeraria de campo...
Atte/

nilda dijo...

Lo que pasa mostro, y hablo en serio, que las fantasias de los chicos son tan terribles, que los cuentos que perduran (ojala algunos como la famosa vendedora de cerillas y este y tantos mas) duran porque sirven ¿que quiero decir que sirven?, que le sirven al inconciente. No es que le sirvan a los padres para aterrorizar a los hijos, sino a los hijos para darle forma a sus miedos.Y si los padres somos modernos y no contamos estos abominables cuentos, los pibes van a encontrar en las peliculas de terror, en los mitos urbanos, "espacios" donde aterrorizarse.
Creo que es Otto Rank, un tipo que ya lo debe haber escrito facil hace 100 años, un escrito sobre los cuentos infantiles y su relacion con los miedos. No son los cuentos lo que da miedo, sino los miedos lo que da permanencia a los cuentos.
nada, boludeces.Pero explica la fascinacion de los niños por el genero del terror, y explica porque existe el mosterio, la cueva de mostro, ademas.beso..

El Mostro dijo...

Totalmente Agente, totalmente. Cada uno es producto de época. ¿Tendría éxito el chabón hoy en día? Mosterio...

Un abrazo.

El Mostro dijo...

Jorge, un clásico que se condice con el barrio. También podría haber empleado un Dodge Polara.

Saludetes domingueros.

El Mostro dijo...

Si Nilda, tal vez tengas razón. Creo que ahora (200 años después) las cosas se manejan distinto.

Besos.

Hugo dijo...

Estaría bueno saber qué le hicieron de chico al pobre de Andersen para escribir esas cosas.

Seguro que la culpa no fue del chancho. Seguro.

Calavera dijo...

"se amancebó con ella" me gustó muchísimo y no veo la hora d epoder usar esa frase en alguna conversación de sobremesa.

Hans Christian Andersnen está merecidamente reconocido como un visionario, y así es como deben educarse los niños, muy cerca del sadismo y el morbo, y no con los cobardes golpes bajos con los que nos torturaron Disney y sus familias eternamente incompletas, o los igualmente deplorables personajes de García Ferré y la puta madre que los parió.

Buenas tardes.

Fiona dijo...

AL MENOS ERAN LINDOS LOS ZAPATOS?
FOTOS?
ESTA CHICA SERIA MI SHOE SISTER?
A MI SARKANY NO ME GUSTA
Y EL CUANTO DE LA VENDEDORA ERA DEPRE...SUPER DEPRE..NOE S APRA NIÑOS!
EL PATITO FEO ME GUSTA
BESOS

Nick dijo...

Andersen tenía quemado el marulo, de eso no cabe duda, pero los de disney no se quedan atrás a Bamby me remito.

La versión aggiornada del cuento me parece muy oportuna y adecuada ;)

Pablo dijo...

Me parece más interesante esta versión, ni hablar! La imagen de la madre muerta por el paco es similar a cuando la cagan de un tiro a la madre de Bambi? jajajaja! Le hará una crítica Dorfman a estas versiones mostras encontrandole un mensaje oculto del imperialismo? jajajaja!

Abrazo

El Mostro dijo...

Hugo, para mí, lo hacía ir a buscar leña al bosque y se lo trincaron los leñadores. Capaz.
Un abrazo.

Yoni Bigud dijo...

Fantástico lo suyo. Los nombres que eligió y las pintorescas localidades que menciona le dan a su historia un plus que supera cualquier versión.

Un saludo.

Yoni Bigud dijo...

Y... 14.

Perdón.

El Mostro dijo...

Calavera, sin duda quedarás como un bon vivant y te convertirás en el alma de las fiestas y serás invitado a muchos ágapes y saraos.
Ahí tenés tema para un post: "Andersen, Disney y García Ferré comparados", que seguramente marcará un antes y un después en la psicología infantil.
Éxitos.

El Mostro dijo...

Fiona, soy reconocido por mi casi nulo sentido de la estética. Me los imagino como los de Dorothy en Oz. digo, no se.
Besitos.

El Mostro dijo...

Estás en lo cierto querido Nick. Recuerdo una escena de "1942", un general llorando mientras veía "Bambi".
Gracias por la crítica favorable.
Un abrazo.

El Mostro dijo...

Pablo, te referís al autor de "Para leer al Pato Donald"? Acá debería hacer una lectura desde el Golicianismo y la iglesia maradoniana...
Saludetes.

mandrake el vago dijo...

Andrsen, los hermanitos chantaroli y el franchute putón eran muy grossos y bueno eran "moralizantes" ponele... si les hubieran dado tiempo hubieran escrito todas las peliculas de terror yanquis con adolescentes y posta dolescentes que se endrogan y enotras cosas y son debidamente achurados por mostros...
PD: a mi lo que me sorprende es su amplio conocimiento d emi tierra natal... :O :O

Jorge dijo...

Para Nilda- Es "Psicoanálisis de los cuentos de hadas" de Bruno Bettelheim- Coincide con su ponencia/
Gracias!
Atte/

GABU dijo...

"Por último, Karen se quitó los zapatos, lo cual permitió un poco de alivio a sus miembros."

@_@

No es que yo tenga la mente moooooy retorcida,pero vos das pie para proyectarse,vistesss???

P.D.:Ahora,el señor carpintero era un ruàn,si le hizo las muletitas con unos escobillones,no quisiera saber el material con el cual confeccionò los piecitos... :/
jajajajajajaajajaj

BESOS deFORMES ;)

El Mostro dijo...

Hola Mandrake! Los mostros sabemos muchas cosas, por ejemplo, las niñas putonas son las primeras o las segundas en morir en los films de mostros.

Saludetes.

El Mostro dijo...

Gracias Yoni, el oeste es una zona híbrida, entre la ciudad y la pampa indómita, pasan cosas raras.

Saludetes.

El Mostro dijo...

Gabu, se arregla la gente con lo que tiene a mano... Las muletas de escobillón existen, palabra de mostro.

LOCURAS dijo...

MOSTRO!!! jajaa....que guacha! eso le paso por turra! antes de irse pa la bailanta la pobre vieja le hechó un gualicho!!!...
o no???...xq ahora quedó coja pa siempre!! jajaa..
besotes mostros!!!

Dakun 02 dijo...

Mostro:
Me hizo llorar con el cuentito .....
Conoce el cuento del
´´Oso Verde´´ ?

Abrazos:
Dakun 02

El Mostro dijo...

Dakun, hijo de un ají molido, pasame los datos del cuento, gracias.

Dakun 02 dijo...

El Oso verde:

Yo tengo un oso verde que siempre se pierde, que siempre se pierde,
yo le hago Chas - Chas y se piede mas ...!!
Oso que te pierdes, a donde vas ?
A un lugar mas verde donde no hay Chas-Chas !!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares