Santoral Goliciano

Diego Rodolfo Hernández Jiménez de Quesada y Uclés (10 de Junio de 1914 - 25 de Mayo de 1943), alias 'Manos brujas' fue un pianista y carterista argentino. A Diego de Artiega se le considera el más clásico de los compositores tangueros, manteniéndose fiel toda su vida al clasicismo romántico y conservador influenciado por Mozart, Haydn, Beethoven y en especial Aníbal Troilo.

Integró distintas orquestas de tango, alternando las actuaciones con el afano de billeteras en trenes y tranvías, actividad en la cual descollaba por su arte sutil y veloz. 
Precisamente, durante un viaje en el "Tramway Central" de los Hnos. Julio y Federico Lacroze (que unía la Plaza de Mayo con el Once por la entonces calle Cangallo), el 5 de Marzo de 1940, intentó sustraer la billetera de Swami Fandiño Candañedo Na Terra,  monje galaico-goliciano, exiliado en Buenos Aires debido a la persecución franquista.  Lejos de montar en cólera, el Swami Fandiño sujetó por detrás a 'Manos brujas', lo bendijo y le susurró palabras al oído que no han llegado a transcender.  Esto causó una honda impresión en Diego Rodolfo Hernández Jiménez de Quesada y Uclés, quién abandonó para siempre el delito.  No solo eso, sino que abrazó la Fe Goliciana con pasión, integrándose a la Orden de Sodomitas Refulgentes.  Recibió las cuatro órdenes menores el 31 de julio del mismo año: ostiario, trolín, sexorcista y acólito.

Se dedicó a la prédica intestinal en compañía de sus hermanos sodomitas.

Lamentablemente, como muchos de los más grandes artistas de aquella época, 'Manos brujas' padecía de alcoholismo y de adicción al gofio y a la cocaína (droga más común de lo que podría pensarse en las primeras épocas del tango).  Falleció una fría mañana de Mayo, rodeado de sus compañeros refulgentes y llorado por todos ellos.

17 comentarios:

nilda dijo...

es que recibio el famoso soplo de nuca que ha convertido a tantos!
primero hay que saber sufrir, despues amar, ya lo dice el tango.

El Mostro dijo...

Tal cual Nilda, pero yo a los tangos mucho caso no les hago...

Viejex dijo...

Mire usted lo que son las cosas. A mi a veces me llamaron "mano cruel", mucho antes de convertirme al golicianismo. Claro que nunca tuve la habilidad para la música del extinto Diego Rodolfo Hernández Jiménez de Quesada y Uclés.
Cuando intenté ejecutar mi primer tango, en lugar de pedirme un bis me rogaron que no lo haga nunca más. Nadie logró revivir a ese pobre bandoneón. Que en paz descanse. Pobre...

Anónimo dijo...

señor viejex dicho esto con todo respeto ¿ud. recibio el soplo de nuca? Porque es el unico bloguero que un dia en la vida me tiro los perros por medio de este gentil intercambio epistolar y no quiero, no deseo, no toleraria saber que ud. me ha engañado como a una sirvienta paraguaya.

VACACIONES EN ROMA dijo...

Me hubiera gustado saber cuales fueron esas palabras susurradas al oido, para llegar a convertirlo.

Ayy el poder de la palabra Mostro.!!


Oremos por el alma de ese hombre, contrariamente a mi no me dicen mano cruel, me dicen que soy cruel...

En fin.

Un abrazo en esta tarde gris.

Viejex dijo...

No, querida sirvienta anónima, ¿como se le ocurre? ¿acaso el soplamiento de nuca es el único camino a la golicianitud?

No sea tímida, no recuerdo haberle arrojado los canes a ninguna anónima (tampoco a ninguna otra, lo más cerca que estuve fue decirle a una que si yo no estuviera casado se los habría soltado. Es un detalle importante. Si yo soy mano cruel, sepa que mi mujer tiene pies asesinos...)

Anónimo dijo...

mire señor, si yo le digo que me tiro los perros, es que lo ha hecho y me da paja (perdon) ir a buscar el comentario correspondiente. Pero los hombres son asi. Hoy una promesa, mañana una traicion.
igual temo la ira de su esposa, y no se cagon, hombre.
Que cosa, Mostro, sus lectores son una ca-la-mi-dad.

El Mostro dijo...

¡Miralo al Viejex, Bandoneonista!

Aprovechá ahora que está el electrotango y el tango punchi pinchi, seguro que nadie se da cuenta.

Un abrazo.

El Mostro dijo...

Anónima, lo dejo a tu criterio.

El Mostro dijo...

Si Vacaciones, oremos por el poder la palabra*.

Saludillos.

*¿cuál es el verbo divino? ¬¬

El Mostro dijo...

Hoy una promesa, mañana una traición, un clásico de la Historia Argentina.
No desespereís, ya aparecerán los varones empingados. Paciencia.

Jorge dijo...

Estimadísimo:
Sería interesante un cuadro comparativo entre el Viagra y la Goli-Cola,...y podían los miembros de la Orden casarse entre sí o no?
Atte/

GABU dijo...

Jajajajajajajajajaj

Ya no sé qué es más delirante,si tus apostulados o tus comentaristas,incluyéndome,off course... :P

P.D.:Volviendo al tema del delirio,me parece que tus póstulos se estan superando ampliamente día a día,fijáte que apenitas finiquité de instruirme con el mismo abrí el 'guglú' pa' obtener mas datos del tal Diego Rodolfo Hernández Jiménez de Quesada y Uclés... :///

No,si yo soy una pánfila cúbica mirá!!
jajajajajajajaj

BESOS Y CUCURUCHOS (en la frente,opCvio)

Hugo dijo...

Siempre admiré a los tipos que pueden sacar una billetera del bolsillo del dueño sin que este se de cuenta.

El Mostro dijo...

Hola Jorge, perdón por la demora.

La goli-cola es como el viagra pero sin efectos colaterales.

Espero haber evacuado su duda.

Atte.

El Mostro dijo...

Gabu, ¿y lo encontraste? ¿Era jugosa su biografía?

Cariños.

El Mostro dijo...

Que tal Hugo. Yo por eso no uso billetera.

Un abrazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares