Lo que mata es la niebla (y la humedad)

Llegó la niebla y con ella la humedad. Y mis exhaustos bronquios dijeron basta.
Ya el jueves me sentí para el moño todo el día. A fuerza de tecitos medicinales aguanté hasta la noche y pude llegar a la U.B.A. (donde pasamos gratos momentos). Pero llegué a casa, me metí en la cama y no me levanté hasta ahora. Necesito mimos y vino caliente. Gracias.

9 comentarios:

Uno de los ocho dijo...

Me temo que no entendí... Quién vino caliente cuando usted necesitaba mimos?

Mimo caliente era marsél marsól.

Evan dijo...

Te dejo un vinito casero, hecho con las uvas del parral de mi casa. Solo calentalo un poquito.

Bien que doña mostra te debe hacer mimos, sí!!

Que te mejores!

fantasía dijo...

Pues nada, eso te dejaré pues: un vinito caliente y muchos, muchos mimitos, ¿calientes también? lo digo porque no quiere que usted se enfríe :))))
Q te repongas majo, besitos devitaminaC

.:: PABLUS ::. dijo...

Don Mostro, procurese de mimos y vino caliente que la U.B.A. se vuelve a reunir el proximo 15 !!!

El Mostro dijo...

Uno de los ochos: los mimos y las estatuas vivientes apestan.

Chicas y Pablus: gracias por sus deseos, estoy haciendo lo posible...

La Peque dijo...

Pobre Mostro... parece que la cerveza lograba disimular porque no se le notaba nada el malestar!

Que se mejore.

El Mostro dijo...

No Peque, no fue la cerveza, fue esa cosa frita que parecía pollo. Besos.

Titi dijo...

Mostro hizo lo que me recomendo a mi???

El Mostro dijo...

Y como Titi, pero no alcanza, necesito otra dosis...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares