Su padre fue el primero que se lo pidió. Secamente, como hacía todo.
Después fueron otros, amigos de su padre. Le daban $5.
Su madre se hizo la boluda.
A veces le dolían las piernas flacas. Pero seguía.
Su corazón se partió y dejó salir un mar de lágrimas. Hasta que se secó.

7 comentarios:

El Mostro dijo...

Y entonces continuaba planchando. Una camisa o un pantalón por solo 5$. Plancha bastante bien.

Evan dijo...

Ay cheeeeeeee!!

Me estremecí entera con el texto y al final... ajjaja

Menos mal que no es lo que yo pensaba.

Un beso!

Amada Inmortal dijo...

naaaaaaaaaaaaaa, eso es jugar con la gente... se me anudo la gargantaaaaaaaaaaaa jajajajaa tuvo bueno! besos

El Mostro dijo...

je!

Gabriela Bowen dijo...

VEE!!! y yo que pensaba otra cosa... y peor con esa foto jeje brillante :D
Bks.

El Mostro dijo...

Muchas gracias Gabriela, pase cuando quiera!

Gabu dijo...

Ayyyyyyyyyyy!MOSTROOOOOOOO!
Me hizo casi casi moquear...

P.D.:Yo por $5 ni los puños te plancho,eh?!jajajajaj

BESOPPPPPPPPPP

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares