Una fría mañana del invierno del año 743 a.c., Ping-pong, príncipe de Tsin preguntó al sabio Jug-tang "Dime noble sabio, ¿Hay algo peor que la guerra?"
A lo que el sabio respondió "Si, honorable príncipe."
"¿Y que cosa puede ser peor?"
, replicó Ping-pong.
"Viajar en el subte de Shangai, en el horario pico, junto a un hombre que ha comido 2 platos de guiso de mondongo la noche anterior.", afirmó el sabio y venerable Jug-tang
Esta respuesta desconcertó a Ping-pong, ya que no conocía el subte ni el mondongo. Creyéndose víctima de una broma, Ping-pong mandó cortar la chota al sabio Jug-tang.

9 comentarios:

Dragonfly dijo...

Juaz! espero que el sabio no haya comido mondongo también.

Besos ;)

Amperio dijo...

No olvide que los chinos creen en el eterno retorno, compañero. La chota de Jug-tang-naranja reencarnó en cantimplora y aleteó feliz en un plop-plop-plop en un cabarute de la Ciudad Oculta. Hoy todo Mataderos habla de ella.

Evan dijo...

jajajaja, te imaginás un subte en Hong Kong?

Un beso Mos!

El Mostro dijo...

Los sabios no comen.

¿Se imagina compañero una chota cual cerebro mágico, contestando sobre los misterios del orbe?

Yo me quejo cada día, no quiero pensar ponjalandia o china...

Isil dijo...

por algo tienen pitos chicos los asiaticos

El Mostro dijo...

¿Vos crees Isil?

:: BajoYo :: dijo...

Y con el castigo a jug-tang se inventó el "arrolladito primavera" de carne...

Gabu dijo...

MOSTRO,Usted no tiene cura ni paz con estas ocurrencias!
Juazzzzzzzzzzzzzzzzzzz!!!;)

MIL BESAZOS!

El Mostro dijo...

Nunca más pediré arrolladitos...

¿Cura? No, yo soy ateo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares