Dudas Mostras


1.Yo le tengo más miedo a las bañeras que a las víboras.  Según un estudio de la Universidad de Bantva Manavadar, mueren al año más personas en bañeras que mordidas por víboras. A menos claro, que vivas en India, Myanmar, Australia o lugares de mierda similares.

2.En 1999 pesaba 72 kilos. Hace 6 años pesaba 66 kilos. Hace un año pesaba 58. Ahora peso 64. A quién mierda le importa.

3.Tiran a un tipo desde la tribuna porque alguien dijo que era del equipo contrario. Ese "alguien", había matado al hermano de la víctima al correr una picada. Por supuesto, ese "alguien" está libre y va a la cancha, sigue ejerciendo la violencia. Aquí no ha pasado nada.

4. Todos los criminales tienen abogada/o. Es fija.

4.Lorenzetti vs. Elisa Carrió. Dos lacras, que enarbolan la bandera del "honestismo".

Tribulaciones

(no se quién es el autor de esto)

-Permítame su nombre y fecha de deceso por favor.
-Pedro Manuel Hipólito Iraola de la Serna . 13 de octubre de 1746.
-Mmmm… no. Usted tiene que ir al tercer piso , acá atendemos a partir del 1900.
- ¿Será posible? Hace 7 meses que estoy esperando a que llamen mi número.
- No se preocupe señor, yo voy a avisar su problema así lo atienden más rápido. Disculpe las molestias.
Pedro subió la escalera del Registro Regional de Fantasmas arrastrando sus vísceras que colgaban de su barriga desde que su esposa lo descubrió con la criada. Se acercó al mostrador.
-Disculpe, me dijeron abajo que me iban a atender.
-Sí, usted es Pedro Manuel Hipólito Iraola de la Serna ¿verdad?
-El mismo.
El administrador revisó un libro enorme, tan alto como ancho. 
-Según los archivos usted reside en ese domicilio hace 65 años. ¿Cuál sería su inconveniente?
-El problema es que ya no se asustan. Se mudó una pareja de ateos hace 20 años y aunque camine por el techo, apague las luces y mueva de lugar los muebles no se inmutan. Apenas llegaron a la casa empecé con cosas pequeñas, como dice el manual, escondiendo la llaves, asustando al perro, haciendo ruido con las tuberías pero siempre tenían una excusa. “Marta sos muy distraída” , “Firulais está nervioso con el perro del vecino”, “El plomero dejó mal la canilla”. Entonces empecé con cosas más obvias, golpeaba la puerta mientras se bañaba la mujer, le cambiaba la radio al hombre e incluso rompí algún portarretrato a la madrugado pero nada. Yo estaba perdiendo la paciencia y tuve que dejar mi estilo refinado para hacerme notar. A Marta le hablaba al oído…le decía que era el espíritu de su padre, que sabía su secreto pero ella agitaba la mano junto a su oreja como si espantara a un mosquito ¡Yo un mosquito!

Reglas de etiqueta para la oficina

Una oficina es un espacio compartido, y por lo tanto, un sitio donde entran en juego ciertas reglas de etiqueta para asegurar una convivencia armoniosa (sic).

1. Evita comer en tu escritorio. Sobre todo si se trata de alimentos de olor fuerte, como sábalo o repollo. Tampoco eructes como un vikingo al terminar, por más satisfecho que estés.

2. No te tires pedos. Así de simple. Y mucho menos, festejes tus propias flatulencias.

3. No putées aunque estés muy molesto. Si se te dificulta controlarte, recuerda que este tipo de actitudes sólo demuestran tu falta de respeto hacia los demás. Especialmente cuídate de putear a tus superiores.

4. Si quieres escuchar música, usa audífonos. Sobre todo si sos aficionado al heavy metal o la cumbia villera.

5. No te depiles en público. A nadie le agradará verte, pinza en mano, sacándote los pendejos de la cheicon.

7. No exageres con el perfume. Es mejor bañarse todos los días.

8. No te rías como loco frente al monitor. Esto, además de ser molesto, es una prueba de que no estás trabajando en algo importante. Tampoco abuses de la pornografía, sé discreto.

Diario de un mostro convaleciente

Domingo 8 de Mayo
Y ya estoy devuelta en casa, luego de una nueva operación que incluyó una semana internado. Voy a extrañar a las nutricionistas y sus visitas para confeccionar mi menú.

No sufro de ningún dolor, lo cual tiene sus desventas, ya que tiendo a olvidarme que no debo apoyar el pie, el cual se asemeja a un Frankestein.

Mi pis ha adquirido un simpático tono rosado-anaranjado, producto de uno de los antibióticos. Supongo que una mujer podría dar una definición más ajustada. Ya sabemos el problemita que tienen las mujeres con los colores.

#DiaDelLibro 2016

Una lista, por si me quieren regalar algo:
  • H. P. Lovecraft
  • Raymond Chandler
  • Arthur Conan Doyle
  • Borges
  • Roberto Arlt
  • Twain
  • Poe
  • Asimov
  • Robert Stephenson
  • Edgar Rice Burroughs
  • Lucien Febvre
  • Marc Bloch
  • Fernand Braudel
  • Albert Camus
  • Verne
  • Shakespeare
  • Bukowski
  • S. Lem
  • Eric Hobsbawm
  • Arnold J. Toynbee
  • Jack Kerouac
  • William Burroughs
  • Ursula K. Le Guin
  • Philip K. Dick
  • Robert A. Heinlein
  • Arthur C. Clarke
  • J. R. R. Tolkien
  • Robert Silverberg
  • Patricia Highsmith
  • Clark Ashton Smith

Mi vecina, la loca

Conocí a mi vecina la loca el día que me mudé → amenazó a los de la mudadora.  La señora exigió que le mostrara la escritura. La mandé a cagar (no podría ser de otra manera), así que llamó a la policía, que vino, estuvo un rato y se fue.

Tuvo conflictos con todos los vecinos.
► A la anciana con Alzheimer le dejaba la puerta abierta, para que se le escapara el perro (que terminó atropellado por un 15)
►Usaba el local vacío como cochera. Cuando apareció el dueño, se negó a sacar el auto y le hizo un juicio que, ¡claro!, perdió. A este mismo tipo le hizo juicio por ruidos molestos, por poner los aires acondicionados, le rompió un vidrio, le daba guita a los cirujas para que ocuparan el local, llamó a la policía, etc.
►Un día pintó con amarillo en el frente una leyenda en contra de los "idiotas" que dejan que sus perros ensucien la vereda. Te imaginás que fue peor. Cuando los otros vecinos taparon la pintada, se peleó, fingió una agresión, llamó a la policía (otra vez). Tuvimos un cana sentado en el pasillo durante meses. Una vez más, perdió el juicio.
►En una ocasión, desconectó el tablero eléctrico común, dejándonos sin luz.
►Le inició un juicio a los de la botonería de la otra cuadra por ruidos molestos, que también perdió.
►Cuando pusieron la juguetería, volvió a la carga con el tema de los ruidos molestos, por poner los aires acondicionados, etc. Me citó para que le salga de testigo en una Mediación Comunitaria. Se imaginan que no fui.
►Su última actuación fue ayer, llamó a la policía para quejarse por los ruidos de una obra a la vuelta. Incluso amenazó con suicidarse.
Les recuerdo que la vieja es SORDA.

El hijo está igual de chapa.
Tiene una secretaria, una abogada lacra que la secunda, porque pase lo que pase, siempre cobra su moneda.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares